Inspirado en la doble hélice del ADN, el reconocido arquitecto francés Vincent Callebaut fue el encargado del diseño de este peculiar edificio, que está actualmente en construcción en la ciudad de Taipei (Taiwán).

La torre de 100 metros de altura contará con 40 lujosos departamentos de 540 m2 cada uno, además de oficinas y diversas tiendas. Además, entre sus características más resaltantes está su calificación de Green Building por el Ministerio del Interior de Taiwán, este reconocimiento se debe a la posibilidad que tendrán los habitantes de cultivar diferentes tipos de arbustos y plantas subtropicales, beneficio que es posible debido a el peculiar diseño espiral, el cual garantiza una buena provisión de luz solar para todos los balcones. Finalmente, cabe resaltar que el diseño de este edificio está muy enfocado en el reciclaje, ya que cuenta con un sistema que permite reciclar residuos orgánicos y hasta el agua de lluvia. Por éste y otros motivos es que el arquitecto francés califica al Agora Garden como “un organismo vivo capaz de producir su propia comida orgánica”.

 

Agora-3 Agora-2

Fuentes:

Información:Revista Quo

Fotos: Vincent Callebaut