Por más de 150 años, los ascensores se han desplazado verticalmente; sin embargo, esto podría estar cerca de cambiar. ThyssenKrupp, empresa de siderúrgica alemana reconocida mundialmente, mostrará por primera vez al público un modelo en funcionamiento de 10 metros que emplea imanes gigantes para mover los ascensores tanto vertical como horizontalmente.

Esta tecnología, llamada levitación magnética, se basa de la tecnología utilizada en los trenes de alta velocidad y no necesita cables, adicionalmente aumenta hasta 50 por ciento la capacidad de transporte. Asimismo, la empresa menciona que esta tecnología sería mejor para edificios cuya altura es mayor a 300 metros.

Un modelo en miniatura de la compañía se dará a conocer en Gijón, España este jueves, mientras que un ejemplo más grande de la tecnología de ThyssenKrupp se está construyendo en un centro de investigación en Rottweil, Alemania, conocida como la Torre de prueba. El sitio será de 246 metros de altura, sólo un poco más cortas que la Torre Eiffel en París, y, finalmente, estar abierto al público.

Fuente: El mundo