La Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y la Universidad Tecnológica UTEC eligen trabajar con los aisladores que aseguran cero mantenimiento, excelente comportamiento ante un terremoto y sus réplicas