•Depende de la relación altura y planta (configuración). Normalmente edificios mayores a 15 ó 25 pisos llevarán disipadores sísmicos. Esto lo decidirán los ingenieros especialistas. Edificios más rígidos (más bajos) llevarán aisladores sísmicos. Ambos sistemas son totalmente eficientes ante un terremoto.